Principios Fundamentales de Enfermería



PRINCIPIOS FUNDAMENTALES
QUE GUIAN LAS ACCIONES DE ENFERMERÍA

PRIMER PRINCIPIO
RESPETAR LA INDIVIDUALIDAD DE LAS PERSONAS

IMPORTANCIA
Este principio se acepta como verdad, no solo en el campo de enfermería sino en otras profesiones y en el campo personal de cada individuo. El Respeto, es un valor moral, y toda persona merece que se le trate como un ser digno, que necesita se comprendido, estimado por lo que es.

Este principio sirve de fundamento para toda clase de relaciones entre la enfermera y el paciente, hace hincapié en que los pacientes son individuos y que la eficacia al atenderlos depende en gran parte de la comprensión de la conducta humana y el que la enfermera se conozca y se entienda a sí misma si desea perfeccionar sus relaciones con los demás.

Todo paciente es un miembro individual de la sociedad que tiene derechos, privilegios y libertades que deben respetarse sin distinción de raza, credo, posición social o económica, así  mismo tiene temores y necesidades personales que se exacerban con la enfermedad.

Cuando una persona se convierte en usuario en una Unidad de Salud, clínica u hospital, es el mismo individuo que era antes de sufrir una alteración debido a su enfermedad, pero necesitado de mucha atención.

RECOMENDACIONES PARA LA APLICACIÓN DE ESTE PRINCIPIO
  1. Demostrar con su actitud como con sus hechos el que reconoce el estado de ánimo de las personas que solicitan atención médica para recibir un tratamiento por enfermedad (temores e inquietudes).
  1. Esforzarse por entender los problemas comunes a cada grupo de edades, para tomarlos en consideración al establecer las relaciones con los pacientes.
  1. Explicar al paciente en términos comprensibles lo que se hace y el porqué antes de realizarle cualquier procedimiento.
  1. No intentar imponer sus criterios o algún tipo de religión evitando discusiones que perturben al paciente, respetando sus creencias y decisiones.
  1. Identificar al paciente por su nombre y no considerarlo sólo como el cardíaco, el diabético, el de la cama No. 30, ya que es el mismo individuo antes de enfermarse.

  1. Consultar con la jefe del servicio o supervisora cualquier situación cultural o de tipo religioso que pudiera interferir con el tratamiento del paciente.

  1. Recordar que un enfermo no es un individuo aislado, forma parte de una familia, es un miembro de una comunidad y su dolencia puede causar reacciones angustiosas en la vida de otras personas.
  1. Escuchar al enfermo y los miembros de su familia para comprenderlo mejor.
  2. Establecer relaciones agradables con todas las personas, ya que si la enfermera carece de esta cualidad lo poco o mucho que haga carecerá de validez (no debe asumir papeles autoritarios).
  1. Cualquier persona es merecedora de cortesía y respeto, sin importar, raza, religión, posición económica o social.
  1. Tomar en cuenta las sugerencias hechas por el paciente, sus gustos, preferencias, respetándolos e integrándolos de acuerdo a la terapéutica que tiene indicada.

  SEGUNDO PRINCIPIO
SATISFACER LAS NECESIDADES FISIOLÓGICAS

Definición: 
Son todas las acciones que realiza la enfermera a través de la observación, aplicación de conocimientos y la ejecución de un plan de cuidados que garantiza una atención de enfermería libre de riesgo, con el objetivo de que el cuerpo humano mantenga las funciones fisiológicas necesarias del organismo del paciente y pueda funcionar dentro de sus capacidades.

El cuerpo humano requiere que se mantengan ciertas funciones fisiológicas, si el organismo tiene que funcionar normalmente.

Una de las cualidades que debe poseer el personal de enfermería para aplicar este principio es tener habilidad para reconocer e identificar adecuadamente y oportunamente la existencia de estas necesidades para:
-      Proteger al usuario incapacitado de ayudarse a sí mismo.
-      Guiar a los usuarios que se encuentran desorientados y siguen falsos modelos de salud.
Para la aplicación adecuada de este principio deben tomarse muy en cuenta la clasificación de las necesidades según el psicólogo Abraham Maslow quien postuló que todos los seres humanos tienen necesidades básicas comunes que se pueden organizar en cinco categorías:

Jerarquía de las Necesidades
  1. Necesidades Fisiológicas según prioridad
    1. Necesidad de Respiración
    2. Necesidad de Eliminación: Vesical e Intestinal
    3. Necesidad de Reposo y Sueño
    4. Necesidad de Alimentación
    5. Necesidad de Higiene y Comodidad
    6. Necesidad de Actividad y Ejercicio
  2. Necesidades de Protección y Seguridad
  3. Necesidades de Amor y pertenencia
  4. Necesidades de Autoestima
  5. Necesidad de Autorrealización
Importancia de mantener las Funciones Fisiológicas del organismo:

  1. La importancia consiste en que la enfermera (o) deberá saber reconocer la existencia de estas necesidades y saber dar atención según prioridad y hacer que funciones un plan de cuidados que garantice la buena conservación de la salud.
  1. A través de la satisfacción oportuna y eficaz de estas necesidades se previene complicaciones agregadas a la enfermedad del paciente, ejemplo: si un paciente que tiene paraplejía no se le moviliza constantemente se corre el riesgo que se formen escaras por decúbito, lo cual retrasaría su recuperación.
  1. La satisfacción adecuada de estas necesidades disminuye el riesgo a que está sometido el paciente, la cantidad de tiempo que esté en tratamiento y a su pronta recuperación. 
  1. La observación en busca de anormalidades del paciente, la participación directa de la enfermera en el cuidado y vigilar que se lleven a cabo las medidas rutinarias para mantener el buen estado de salud son responsabilidades de la enfermera (o).
 TERCER PRINCIPIO
PROTEGER AL HOMBRE DE AGENTES EXTERNOS QUE CAUSEN ENFERMEDAD

Definición:
Son todas aquellas medidas que se ponen a funcionar para disminuir o eliminar del medio ambiente, los agentes físicos, químicos o microbiológicos que causan enfermedad al hombre.

Importancia:
Todos los actos basados en este principio incluyen desde los que se consideran como de simple sentido común, hasta los que deben ser dirigidos por conocimientos muy técnicos ya que siempre es lamentable la enfermedad causada por circunstancias ingobernables, pero cuando se debe a un descuido es tragedia.

Es necesario que la enfermera proteja al paciente de posibles riesgos en el ambiente, así como de lesiones innecesarias y de nuevas enfermedades.

 Recomendaciones  para la aplicación de este principio:
  1. La enfermera que administra medicamentos debe poseer el conocimiento necesario sobre ellos, así como de los tratamientos que se le aplican al paciente, ya que la dosificación, vía de administración y horario equivocados en la administración de un medicamento, así como la mala aplicación de la técnica al realizar un procedimiento ocasionarán lesiones temporales o permanentes en el paciente.
Administrar medicamentos y aplicar tratamientos sin entender los principios sobre los que operan, es descuidar de manera irresponsable el principio fundamental de seguridad del paciente.

  1.  Considerar que la prevención de enfermedades es responsabilidad de todos los que nos dedicamos al campo de la salud. 
  1. Al levantar por primera vez a un enfermo después de una enfermedad prolongada, se deberá prever un posible desmayo y lo protegerá sosteniéndolo cuando se ponga de pie acercándosele la silla ya que puede caerse.
  2. El evitar la transmisión de enfermedades al realizar prácticas de asepsia médica y quirúrgica se incluyen en este principio.
Medidas de seguridad para proteger al paciente de agentes externos.

  1. Realizar el lavado de manos antes de cualquier procedimiento al tocar al paciente.
  2. Si se está utilizando oxígeno en el cuarto del paciente se prohibirá fumar.
  3. Los pisos nunca deben estar encerados o mojados cuando el paciente tenga que caminar.
  4. Las sillas de ruedas deben estar estables o con el seguro puesto.
  5. La cama del paciente siempre debe mantenerse baja.
  6. Los artículos móviles nunca deben dejarse en el camino del paciente.
  7. Una cuidadosa instrucción de los métodos de control y prevención de las enfermedades transmisibles le ayudarán a evitar la exposición del paciente a enfermedades de otros pacientes o a la reinfección de su propia enfermedad.
  8. La enfermera debe poseer un amplio conocimiento sobre las enfermedades, conocer peligros y dar enseñanza a los pacientes. 
NOTA IMPORTANTE:
La enfermera (o) profesional posee un título registrado oficialmente que la (lo) garantiza para ofrecer sus servicios sin riesgo para el paciente. Si la enfermera (o) aparece involucrada (o) en un acto que perjudica al paciente se expone a ser enjuiciada.


CUARTO PRINCIPIO
CONTRIBUIR A LA RESTITUCIÓN PRONTA DE LA SALUD DEL PACIENTE DE MANERA QUE PUEDA INCORPORARSE A LA SOCIEDAD

 Introducción:
Durante la etapa de convalecencia de una enfermedad, el paciente está recuperando su equilibrio físico y psicosocial, deberá dejar su habitación, y regresar al mundo diario, es un período difícil y de transición, la mayoría de pacientes se muestran irritables y no han recuperado su vigor para afrontar nuevas exigencias y experimentan temor de reanudar sus actividades normales.

Definición:
Son todas las acciones que realiza la enfermera con el objeto de lograr una pronta recuperación del equilibrio físico y psicosocial del paciente en forma óptima.

Recomendaciones para la aplicación de este principio:

1.       La labor principal de la enfermera durante esta etapa es aumentar la capacidad del paciente para cuidar de sí mismo.

2.       Debe ayudar al paciente a que obtenga nuevos conocimientos y habilidades a través de la enseñanza oportuna de los cuidados que se realizará en su hogar de acuerdo a la patología que adolece.

3.       Un papel de especial importancia para el restablecimiento del paciente es la participación de sus familiares u otras personas importantes en su vida, como participes activos de su recuperación.

4.       La enfermera deberá trabajar con los familiares del paciente y apoyarlos en el esfuerzo para ayudarlo.

5.       Se le brindará al paciente la orientación sobre las instituciones extrahospitalarias que pueden brindarle un adecuado control ambulatorio de su enfermedad.

6.       La enfermera realizará las coordinaciones necesarias con los recursos disponibles para que los pacientes se atiendan solos en su casa, ejemplo: trabajadora social, fisioterapista, nutricionista, equipo médico, etc.

7.       Se realizará una supervisión continua por parte del personal de salud para comprobar que el paciente se conserva sano después de su recuperación, esta actividad se puede realizar a través de controles periódicos y de visitas domiciliares.

8.       Un paciente con una enfermedad crónica necesitará vigilancia el resto de su vida, para valorar las respuestas individuales a su régimen terapéutica, hacer los cambios necesarios y descubrir los primeros signos de cualquier desequilibrio en desarrollo antes de que alcance proporciones críticas.

9.       También se le pueden dar sugerencias que le ayuden a adaptarse a una vida de actividad restringida si fuera necesario, tratando de que su regreso al trabajo sea gradual, que tenga períodos de reposo, cambios de algunas actividades recreativas que se adapten a su estado físico y desarrollo de nuevos intereses que compensen la restricción de la actividad.
  
10.   Parte fundamental para que la enfermera logre una recuperación óptima del paciente es la enseñanza que le brindará acerca de los cuidados que se realizará en el hogar y el apoyo psicológico oportuno.



Bibliografia de Consulta

  Kosier, Barbara. 1999. Fundamentos de Enfermería.
Potter Patrícia. 1996. Fundamentos de Enfermería Teórico Práctica.