Mecánica Corporal

 ""Muestra Gratis de Productos""
Para México, Argentina y España


MECANICA CORPORAL
Definición:
Es la buena posición de su cuerpo cuando usted está parado, sentado, acostado, caminando, levantando o cargando cosas pesadas. Esto es importante tanto en las personas saludables como en las que se encuentran enfermas. Mantener su cuerpo en buena posición ayuda a proteger su espalda y a usar su cuerpo en una forma segura. Los músculos no son para usarlos levantando objetos pesados. La función de levantar objetos pesados le pertenece a los músculos de sus brazos y piernas.

  • Alineación corporal (postura), “cuando el cuerpo está bien alineado, se mantiene el equilibrio sin tensiones innecesarias en articulaciones, músculos, tendones o ligamentos”.
  • Equilibrio (estabilidad) “Es el resultado de una alineación adecuada”.
  • Movimiento corporal coordinado “implica el funcionamiento integrado de los sistemas músculo esquelético y nervioso, así como la movilidad articular”.
Principios de la Mecánica Corporal

Ciertos principios del movimiento corporal pueden servir de guías para pacientes y enfermeras:
  •     Los músculos tienden a funcionar en grupos, más bien que individualmente
  •   Los grandes músculos se fatigan menos que los pequeños
  • El movimiento activo produce contracción de músculos
  • Los músculos se encuentran siempre en ligera contracción
  • La estabilidad de un objeto es mayor cuando tiene una base de sustentación ancha y un centro de gravedad bajo, y cuando desde el centro de gravedad cae una línea perpendicular dentro de la base de sustentación.
  • El esfuerzo que se requiere para mover un cuerpo depende de la resistencia del cuerpo y de la fuerza de la gravedad.
  • La fuerza requerida para mantener el equilibrio de un cuerpo aumenta conforme la línea de gravedad se aleja del punto de apoyo.
  • Los cambios de actividad y de posición contribuyen a conservar el tono muscular y a evitar la fatiga.
  • La fricción entre un objeto y la superficie sobre la que se mueve afecta el trabajo necesario para moverlo. 
  •    Empujar o deslizar un objeto requiere menos esfuerzo que levantarlo, porque levantarlo implica un movimiento contrario a la gravedad.

  • Algunos dispositivos mecánicos reducen el trabajo requerido en el movimiento.
  • Servirse del peso propio para contrarrestar el peso del paciente requiere menos energía en el movimiento





Pasos Esenciales:
  • Para sentarse correctamente:
  1. Coloque los glúteos de modo que se apoyen contra el respaldo de la silla. Así la base de sustentación la constituyen las tuberosidades isquiáticas y no el sacro, cosa que facilita el correcto alineamiento de la columna vertebral.
  2. Plante bien los pies sobre el suelo formando un ángulo de 90º con las piernas
  3. Flexione un poco las caderas para que las rodillas queden más altas que las tuberosidades isquiáticas, a fin de reducir la distención de la región lumbar. 
  4.  Flexione un poco la columna lumbar para mantener la curvatura natural y evitar distención de los ligamentos de la raquis.
  5. Si la silla tiene brazos, flexione los codos y apoye los antebrazos sobre aquellos para evitar la distensión de hombros.
  • Para pararse correctamente:
  1. Mantenga los pies paralelos entre sí y separados unos 15 a 20 centímetros, distribuya el peso por igual a ambos miembros inferiores, para reducir al mínimo la tensión excesiva sobre las articulaciones que soportan peso
  2. Flexione un poco las rodillas, pero no las inmovilice.
  3. Retraiga los glúteos y el abdomen, bascule levemente la pelvis hacia atrás, saque un poco el pecho y haga hacia atrás los hombros.
  4. Mantenga erecto el cuello y la barbilla dirigida algo hacia abajo. (manteniendo la forma de posición militar).
  • Para caminar correctamente:
  1. Comience desde la posición de pie correcta. Adelante una pierna hasta una distancia cómoda, inclinando la pelvis un poco adelante y abajo.
  2. El piso debe tocarse primero con el talón, después con la protuberancia que se encuentran en la base de los dedos y por última con estos.
  3. Mientras se efectúan estos movimientos, se adelantan la otra pierna y el brazo, para que de este modo se favorezcan el equilibrio y la estabilidad.
  • Para empujar y tirar correctamente:
  1. Parece cerca del objeto, colocando un pie ligeramente adelantado como para caminar. Apriete los músculos del miembro inferior y fije la pelvis contrayendo en forma simultánea los abdominales y glúteos.
  2. Para empujar apoye las manos sobre el objeto y flexione los codos. Inclínese sobre el, trasladando el peso del miembro inferior colocando atrás al que está adelante y aplique presión continua y suave.
  3. Para tirar, agárrese el objeto y flexione los codos. Inclínese en dirección contraria a aquel, desplazando el peso de las piernas del frente a la de atrás.
  4. Tire suavemente sin movimientos bruscos, ni sacudidas. Una vez que empiece a mover el objeto, manténgalo en movimiento. Gastará más energía si se detiene y vuelve a empezar.
  •    Para agacharse correctamente:
  1. Párese separando los pies más o menos 25 a 30 cm. Y adelantando un poco uno de ellos, para ensanchar la base de sostén.
  2. Baje el cuerpo flexionando las rodillas y apoye más peso sobre el pie del frente que sobre el de atrás. Mantenga erecta la mitad superior del cuerpo sin doblarse por la cintura.
  3. Para enderezarse extienda las rodillas y conserve derecha la espalda.
  • Para levantar y cargar correctamente:
  1. Adopte la posición encorvada en forma directa frente al objeto, a fin de reducir al mínimo la flexión dorsal y evitar que la columna vertebral gire al levantarlo.
  2. Agarre el objeto  y contraiga los músculos abdominales
  3. Enderece extendiendo las rodillas, con ayuda de los músculos de pierna y cadera.
  4. Siempre mantenga derecha la espalda para conservar un centro de gravedad fijo.
  5. Cargue el objeto acercándoselo a la altura de la cintura cerca del centro de gravedad, para evitar distender excesivamente los músculos de la espalda.
  6. Pida ayuda cuando son objetos muy pesados. 
  7.  
Angara.com